miércoles, 8 de abril de 2020

"El fin de los dias" (Peter Hyams, 1999)


**
Dos generosas estrellas que quizás debería ser una para un fallido intento de Schwarzenneger de remontar vuelo tras los petardazos de "Batman y Robin" (1997) y "Un padre en apuros" (1996). Eligió personalmente director y participó activamente en el rodaje, pero pese a la pirotecnia, la acción y al argumento, a priori interesante, con una niña que dicen que es el anticristo y el diablo paseándose por el Nueva York de fin de milenio, la película no engancha sino todo lo contrario. No sólo tuvo una floja acogida por parte del público sino que encima se llevó 3 nominaciones a los Razzies: peor director, actor y actor secundario.

viernes, 3 de abril de 2020

"Sonrisas y lágrimas" (Robert Wise, 1965)


*****
Sin duda una de las películas a las que peor ha tratado el paso del tiempo, no porque esté mal, que de hecho es uno de los mejores musicales de la historia del cine con una colección de canciones inolvidables, sino porque su sensibilidad y su tono, que muchos tildarán de "ñoño", le chirriará y mucho a cualquier espectador actual. El truco para disfrutarla es verla con otros ojos, dejándose llevar, viajando a otro tiempo, con un espíritu quizás un tanto naif e infantil, sin cuestionar el idealismo o "buenismo" del que está impregnado el argumento. Se basa en la historia real de una adinerada familia austriaca que tuvo que huir de Italia después de la invasión de los nazis y en la labor de una institutriz encargada de cuidar a los siete hijos del viudo capitán Von Trapp. Otro de sus handicaps es una duración cercana a las tres horas, pero sólo por la filmación en escenarios naturales en los Alpes tiroleses y por su banda sonora merece la pena. En 1966 ganó 5 óscars (mejor película, director, montaje, banda sonora adaptada y sonido) y consiguió 5 nominaciones más (actriz principal, actriz secundaria, fotografía en color, dirección artística en color y vestuario en color).

miércoles, 1 de abril de 2020

"La vida de Brian" (Terry Jones, 1979)

****
Para mucha gente una de las mejores comedias de la historia del cine y sin duda de lo mejor que hizo el grupo cómico británico Monty Python con permiso de su serie televisiva "Monty Python flying circus". El nacimiento de Brian en Belén el mismo día que Jesucristo es el punto de partida de un argumento lleno de equívocos que aprovecha a las mil maravillas la capacidad de los John Cleese, Michael Palin, Graham Chapman, Eric Idle, Terry Jones y Terry Gilliam para montar gags disparatados, irreverentes, absurdos y paródicos como aquel de "Pijus magníficus" o esa crucifixión en la que todos los cricificados cantan ese himno inolvidable que es el "Always look on the bright side of life"; aunque la película entera es un rosario de grandes escenas.

martes, 31 de marzo de 2020

"Mad max" (George Miller, 1979)

****
La primera entrega de "Mad Max" fue una de las películas revelación de aquel 1979. Película australiana que dio a conocer tanto a Mel Gibson como al director George Miller, que después ha rodado tres entregas más y espera continuar con una quinta. Mezcla de ciencia-ficción, policiaco y acción cuenta el drama de un policía que persigue en un mundo postapocalíptico y en caos a las bandas de pandilleros que pueblan autopistas y carreteras. Con una atmósfera siempre amenazante y tensa la película consigue apoderarse de tu atención de inicio a fin provocando un especial desasosiego que va in crescendo conforme el protagonista siente la necesidad de tomarse justicia, pero sin duda lo mejor es la pericia con la que esta filmada, sus potentes escenas y su intenso montaje, todo un logro a pesar de no contar casi con medios. El éxito fue rotundo porque llego a recaudar más de 300 veces lo que había costado y se convirtió inmediatamente en un título de culto. Particularmente es de esos casos que si empiezo a verla ya no puedo abandonarla.

lunes, 30 de marzo de 2020

"El cuerpo" (Oriol Paulo, 2012)

***
Debut en la dirección de Oriol Paulo, también coguionista, que hasta la fecha ha firmado "Contratiempo" (2016) y "Durante la tormenta" todos thrillers con mayor o menor acierto pero siempre con la vocación de proponer al espectador una trama entretenida con un intenso clima de suspense. Arranca con el atropello de un vigilante de un depósito de cadáveres que huye y la desaparición del cuerpo de una mujer recientemente fallecida y a partir de ahí se nos cuenta una historia llena de giros y sorpresas. El director, que fue producido por los responsables de "El orfanato" y "Los ojos de Julia" (todas con Belén Rueda) fue nominado a mejor director novel en los Goya y es que, en efecto, su trabajo, muy bueno en lo técnico, es uno de esos, que gustando más o menos, no defraudará al espectador que busque un rato de entretenimiento en pantalla. 

jueves, 26 de marzo de 2020

"La trinchera infinita" (Jon Garaño, Aitor Arregi, José Mari Goenaga, 2019)

****
Drama sobre un "topo" que se enclaustra al comienzo de la guerra civil para permanecer junto a su esposa lejos de las amenazas que hay más allá de la puerta de su casa. Arranca muy fuerte y te va introduciendo en un confinamiento inhumano, en una lucha de dos personajes que eligen vivir en libertad pero dentro de una cárcel. Es una buena película, valiente y arriesgada en lo argumental y en su planteamiento, pero también densa, angustiosa, a mi juicio demasiado larga y con la pega de un acento andaluz muy cerrado que no siempre se entiende bien. En realidad se trata de eso, de vivir la claustrofobia a la que queda sometido el protagonista, moverse entre sombras y penumbra, mirar por agujeros y recovecos, sentir el peligro latente a cada instante, desesperarse ante el lento paso del tiempo. Muy diferente a aquella "Mambrú se fue a la guerra" de Fernando Fernán-Gómez con temática similar pero otro tono, es uno de esos títulos que uno disfruta más pensando en ellos que viéndolos aunque, por supuesto, está muy bien hecha y nos regala dos interpretaciones antológicas de Antonio de la Torre y Belén Cuesta (ésta ganadora del Goya a mejor actriz). Fue nominada a 11 Goyas (también película, director, actor, actor revelación, guión original, música original, fotografía, dirección de producción, dirección artística, diseño de vestuario, maquillaje y peluquería, montaje y efectos especiales junto a los galardonados mejor actriz y mejor sonido).

miércoles, 25 de marzo de 2020

Cuéntame (Temporada 20)

****
Lejos de flojear la vigésima temporada de "Cuéntame", 21 episodios emitidos en dos partes entre marzo y mayo de 2019 y entre enero y marzo de 2020, creo que reflota respecto a temporadas anteriores (quizás no tanto la 19ª que tenía mucho calado emocional también) fundamentalmente debido a un gran arco argumental centrado en la crisis matrimonial y la separación de Antonio y Mercedes. Esa trama principal no sólo consigue grandes momentos dramáticos gracias a dos actorazos irrepetibles como Imanol Arias y a Ana Duato (que ha ido creciendo temporada a temporada) sino que habla desde el pasado de nuestro presente, poniendo sobre la mesa la necesidad de la mujer de encontrar su sitio y beneficiando notablemente a la serie. La ausencia de Carlos (Ricardo Gómez) se contrarresta sobretodo con la aparición de la nueva María (Carmen Climent) a la que se da más protagonismo en la primera parte de la temporada y dando más juego a los personajes de Inés (Irene Visedo) y un Toni (Pablo Rivero) que también va creciendo como actor a la par que la serie y cuyo trabajo de periodista da mucho juego argumental para introducir temas de la época (estamos iniciando los años 90's) como la guerra de Irak. También destacar que en esta temporada creo que los guiones, en general, alcanzan en todos los episodios un destacado nivel porque mezclan con acierto varios géneros y siempre con los actores (que gran plantel) consiguiendo en cada escena lo mejor de sus posibilidades. En suma, muchos años ya en antena y muchos más pueden ser si seguimos a este nivel. 

martes, 24 de marzo de 2020

"Le Mans 66" (James Mangold, 2019)


*****
Coproducción de 20Th Century Fox con Francia que ejemplifica la típica película de grandes estudios en la que se pone los mejores medios al servicio de un director eficaz y logra hacer exactamente lo que le han pedido. Un título convencional, apto para todos los públicos, con una factura impecable, con un buen guión, dos grandes actores cuya química te atrapa por completo y una historia que te pega literalmente a tu butaca por dos horas y media y en la que hay cabida para todo. Basada en hechos reales tiene interés por lo que sucedió en su dimensión deportiva, pero también por su trasfondo familiar y personal y sobretodo porque muestra como pocas películas que hayamos visto el contraste entre el trabajador de a pie y la empresa, entre el mundo laboral y el mundo de los negocios, entre la genialidad del individuo y el fatuo e interesado universo de apariencias de los directivos. Además ofrece carreras apasionantes y una fascinante historia de amistad y lealtad. Obtuvo 4 nominaciones en los óscars (entre ellas mejor película y mejor sonido) y ganó los relativos a mejor montaje y efectos de sonido. Para mí uno de mis títulos preferidos del año, quizás no el mejor, pero esa película que no me cansaría nunca de ver.

miércoles, 18 de marzo de 2020

Películas de gente encerrada y recluida




Películas de gente recluida, encerrada, voluntaria o involuntariamente que tiene que pensar, debatir, luchar o simplemente resistir para huir de su confinamiento ¿Os suena? Y hay más, pero aquí unas cuantas...

martes, 17 de marzo de 2020

"La ronda" (Max Ophuls, 1950)


*****
Con un planteamiento muy teatral (de hecho se basa en la obra de teatro de Arthur Schnitzler) un narrador omnisciente y omnipresente que rompe la cuarta pared y se dirige a nosotros nos presenta varios romances en la Viena de 1900 que hacen girar la ronda del amor. Prostitutas, soldados, criadas, nobles, actrices, matrimonios que se engañan forman el desfile de personajes que a través de varios cuentos cortos componen una estructura narrativa cíclica sobre la pasión y el amor fatuo, diseccionando éste en todas sus formas y lanzando de paso una crítica a la doble moral burguesa de la época. A parte de la exquisita y elegante puesta en escena, envuelta de un cierto halo de ensoñación, esta película nos muestra como todos somos agentes y pacientes del deseo y cómo entrecruzamos nuestras vidas unos con otros de tal modo que sólo una visión general puede explicar y comprender impulsos, deseos e intereses que aislados son mucho más difíciles de comprender. La película fue nominada en los óscars a mejor guión y mejor dirección artística en blanco y negro.